jueves, 21 de febrero de 2013

Mitos sobre la psicología deportiva

En ocasiones, los psicólogos deportivos se encuentran con algunas dificultades al trabajar, aunque afortunadamente, cada vez son menores, puesto que la formación de la comunidad deportiva va en aumento, esto es, cada vez más, los entrenadores están más y mejor formados, así como los directivos. También esto es fruto de la penetración gradual de la psicología deportiva en el mundo del deporte.

Será responsabilidad y deber del psicólogo siempre intentar trabajar en contra de estos mitos -en el caso de que los encuentre en su ámbito de trabajo-.



El entrenamiento de las habilidades psicológicas sólo está indicado para los deportistas con "problemas"

Muchas personas creen erróneamente que todos los psicólogos deportivos trabajan con deportistas que tienen problemas psicológicos. Esto no es así, de hecho, sólo el 10% de los deportistas presentan trastornos mentales y de conducta que requieran la atención de especialistas en psicología del deporte con orientación clínica.
Normalmente, el trabajo del psicólogo del deporte va más encaminado a ayudar al deportista en su desarrollo de las habilidades mentales dentro de un rango normal de funcionamiento de éstas. 
Algunas de estas habilidades pueden ser:

  • Motivación
  • Concentración
  • Visualización
  • Objetivos
  • Activación, estrés
Existe otro tipo de de rama que psicólogos del deporte, que son especialistas en psicología clínica del deporte, cuyas áreas de trabajo serían algunas como:
  • Trastornos de alimentación
  • Abuso de sustancias
  • Trastornos de personalidad
  • Depresión grave o angustia
  • Otro tipo de psicopatologías
     

El entrenamiento de las habilidades psicológicas es sólo para los deportistas de élite

El entrenamiento de las habilidades psicológicas no es sólo para la élite. Está indicado para deportistas, incluso para los jóvenes que están en el proceso de desarrollo.

Muchas revistas de gran difusión y otros medios informativos tienden a hacer hincapié en los deportistas profesionales y olímpicos que trabajan con especialistas en serivicios de orientación de psicología deportiva, pero hay muchos otros grupos que también reciben estos servicios.

Las habilidades psicológicas deben ser consiedardas como cualquier otra habilidad del deportista (técnica, táctica o física).

El entrenamiento de las habilidades psicológicas proporciona soluciones fáciles y rápidas

Muchas personas suponen erróneamente que la psicología deportiva ofrece una solución rápida para resolver problemas psicológicos. A veces, los entrenadores y deportistas tienen la expectativa de que en una o dos clases de aprenderán a mantener la concentración o la calma en situaciones de presión.  En realidad, el desarrollo de habilidades psicológicas requiere tiempo y práctica.

El entrenamiento psicológico no opera por arte de magia ni va a convertir a un deportista promedio en una superestrella. Sin embargo, ayudará a los deportistas a alcanzar su potencial y maximizar sus habilidades.


Rafa Nadal celebrando la victoria

El entrenamiento de las habilidades psicológicas no tiene ninguna utilidad

Algunas personas todavía creen que la psicología deportiva es un abracadabra que no tiene nada positivo que ofrecer. Sin embargo, gran parte de la investigación académica, al igual que los casos informados por entrenadores, indica que en realidad las habilidades psicológicas mejoran el rendimiento (p. ej., Greenspan y Feltz, 1989; Morris y Thomas, 2004; Weinberg y Comar, 1994).

A veces, los adelantos y los nuevos métodos producen temor y las personas pueden tener reacciones extremas o desmesuradas. La psicología del deporte no es un elixir mágico ni una nimiedad despreciable, y las personas deben tener expectativas realistas en cuando a lo que esta disciplina puede aportar.

Las habilidades psicológicas se pueden aprender pero deben practicarse a lo largo del tiempo e integrarse en el régimen de entrenamiento diario de una persona.


Fuente: Robert S. Weinberg, & Daniel Gould. (2010). Mitos sobre el entrenamiento de las habilidades psicológicas. En Fundamentos de Psicología del Deporte y del Ejercicio (4a ed., pp. 253-255). Panamericana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario