lunes, 4 de marzo de 2013

Deporte y depresión: el caso de Yago Lamela

 
El que fuera subcampeón del mundo de salto de longitud en los mundiales de Japón'99, Yago Lamela, con la que fue la plusmarca europea durante casi 10 años -8'56m- conoció solo unos pocos años después la cara amarga del deporte de élite. Lesiones, fracasos y frustraciones se cebaron con el joven deportista cuando sólo contaba con 24 años. En 2009 decidió retirarse oficialmente del mundo de la competición, pero los problemas no terminarían ahí. Una sucesión de desgracias y contratiempos llevaron al joven plusmarquista a caer en un estado depresivo que tuvo su punto álgido hace unos días. El 4 de Junio de 2011 saltaba la noticia, el exatleta asturiano era ingresado de urgencia en la unidad de psiquiatría del hospital San Agustín de Avilés (Asturias).

El pasado 14 de Junio, el programa radiofónico El partido de las 12 de la cadena COPE, realizaba una entrevista al exdeportista, en la que se comentaba su situación actual y cómo llegó a ella. 


Foto: Yago Lamela en una competición oficial en Sevilla, 1999.

La depresión, un trastorno psicológico y psiquiátrico real

Según la OMS, la depresión será la segunda causa de incapacitación en 2020. Este trastorno se puede encontrar normalmente entre los primeros lugares de los estudios epidemiológicos de los trastornos mentales, aunque esto no impide que a menudo sea confundido -incluso por los mismos profesionales- con otros trastornos, ya que sus síntomas tienen altas tasas de comorbilidad con los de otras enfermedades.

La depresión o estado depresivo, según Seligman (1981) es "Un estado intenso de abatimiento que produce un desgaste de la motivación y una pérdida de interés por la realidad. La persona siente además aversión por sí misma y se siente inútil y culpable".

Además, algunos síntomas de la depresión pueden ser (según Echeburúa):
  • Tristeza patológica (llantos, quejas).
  • Alteraciones cognitivas (autoestima devaluada, autoacusaciones, autocastigo, sentimientos de desesperanza, hipocondría).
  • Disminución de la actividad psíquica (dificultades de concentración y memorización, disminución del deseo sexual, pérdida de interés generalizada).
  • Disminución de la actividad motora (postura y gestos estereotipados, escasez de conversación, fatiga general).
  • Disminución de la actividad física (pérdida del apetito y peso, insomio, dolores diversos, estreñimiento, etc).

Psicología deportiva y retirada de la competición de élite

Es bien conocido por los psicólogos deportivos la necesidad de una preparación mental en el deportista -tan importante y necesaria como la física, técnica o táctica-, que le ayude a rendir adecuadamente en los momentos cumbre de su carrera, pero la psicología deportiva también se ocupa de otros temas que pueden afectar a la salud mental del deportista de élite, como por ejemplo, la preparación de la transición (el paso de una etapa a otra) del deportista en su retirada.
Cuando la carrera del deportista termina y los focos de los medios se apagan, se produce un cambio de estatus en la vida del ya exatleta y en ocasiones, encontramos que este no se encontraba mentalmente preparado para este cambio vital.

Los deportistas de élite, en la mayoría de los casos, suelen ser elevados a categoría de semidioses. Acostumbrados a recibir incesantemente halagos y elogios de todo tipo, cuando llega la retirada, se produce un cambio vital muy brusco en sus vidas. De golpe pasan a ser personas "normales" fuera de toda atención mediática.

La retirada es considerada por algunos expertos como una transición, que puede estar influida por los siguientes factores:
  • Personales (motivos, valores, metas...).
  • Situacionales (circunstancias de la retirada, plan pre-retirada...).
  • Estructurales (clase social, estado civil...).
  • Sociales (familia, amigos...).
  • Coacciones límites (aptitudes para el trabajo, rendimiento económico...). 

Foto: deportejerez.blogspot.com

A partir de aquí, los autores Hopson y Adams (1977) proponen siete pasos para el modelo de retirada deportiva:
  • Shock
  • Minimización y aparición de emociones negativas asociadas a la pérdida de la actividad deportiva.
  • Poca seguridad en uno mismo, puede aparecer un estado depresivo.
  • Abandono, apareciendo sentimientos de pérdida, enfado y decepción.
  • Enfrentamiento a la nueva vida.
  • Búsqueda de un significado para que se produzca un avance.
  • Interiorización, donde la situación es aceptada y se completa la retirada.
 
Yago Lamela, el testimonio de un episodio depresivo

En la entrevista realizada al exatleta el pasado jueves, citada anteriormente en este artículo, Yago Lamela dió su punto de vista sobre la experiencia que está viviendo actualmente, en el cual, se pueden apreciar aportaciones que probablemente son comunes al pensamiento de la mayoría de las personas sobre la depresión. El subcampeón del mundo realizó las siguientes declaraciones (entre otras) "[...] es mucho más común de lo que parece", en alusión al grado de incidencia de los episodios depresivos, también "[...] yo nunca entendí ¿porqué la gente se deprime?" o "[...] yo siempre pensé que no tendría una depresión, hasta que se dan las circunstancias" en referencia a la imagen social que tienen este tipo de trastornos, pareciendo siempre alejados de lo que uno pueda sufrir. Finalmente declaró "[...] el tema de la enfermedad mental y la psiquiatría hay que desmitificarlo porque es mucho más común y humano de lo que se piensa".

 

Fuente: Artículo publicado por mí en Suite101 el 17 de junio de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario